Se necesitan pastores / Necessita-se de pastores / Pastors are needed

Se necesitan pastores -pastores fieles- que no halaguen al pueblo de Dios ni lo traten con aspereza, sino que lo alimenten con el pan de vida. / Necessita-se de pastores - pastores fiéis - que não lisonjeem o povo de Deus, nem o tratem com aspereza, mas o alimentem com o pão da vida. / Pastors are needed -faithful shepherds- who will not flatter God"s people or treat them harshly, but who will feed them with the bread of life.

Google+ Followers

3.03 - Hay un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre

"Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos" (Hechos 4: 12).

"Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre" (1 Timoteo 2: 5).

"Pero ahora tanto mejor ministerio es el suyo, cuanto es mediador de un mejor pacto, establecido sobre mejores promesas" (Hebreos 8: 6).

El hombre quebrantó la ley de Dios, y por medio del Redentor se hicieron promesas nuevas sobre una base diferente.

Todas las cosas provienen de Dios. Todas las bendiciones deben venir a través de un Mediador.

Desde los beneficios más insignificantes hasta la mayor bendición, todo fluye por un único Canal: la mediación sobrehumana asperjada con la sangre cuyo valor supera todo cálculo porque era la vida de Dios en su Hijo.

Cada miembro de la familia humana está enteramente en las manos de Cristo, y todo lo que poseemos en esta vida presente ya sea dinero, casas, tierras, capacidad de razonar, fortaleza física, o facultades intelectuales y todas las bendiciones de la vida futura, han sido colocados en nuestra posesión como tesoros de Dios para que sean fielmente empleados en beneficio de nuestros semejantes.

Todo don tiene el sello de la cruz y lleva la imagen y el sobrescrito de Jesucristo.

Ahora bien, NINGUNA ALMA PUEDE DARLE A DIOS ALGO QUE YA NO SEA DE EL.

Recuerda esto: "Todo es tuyo, y de lo recibido de tu mano te damos" (1 Crónicas 29: 14).

Nosotros no poseemos nada, ni podemos ofrecer cosa alguna en valor, en obras, en fe, que no hayamos recibido primeramente de Dios y sobre lo cual Él puede en cualquier momento poner su mano y decir: "Esto es mío - dádivas y bendiciones y dotes que yo te confié, no para enriquecerte, sino para que las uses sabiamente en beneficio del mundo".

1 comentario:

jsalvat3 dijo...

que el se;or sea el que tenga misericordia de los que se inclinan y ponen su fe en dioses que de ninguna u otra manera tienen mediacion entre dios y los hombres....