Se necesitan pastores / Necessita-se de pastores / Pastors are needed

Se necesitan pastores -pastores fieles- que no halaguen al pueblo de Dios ni lo traten con aspereza, sino que lo alimenten con el pan de vida. / Necessita-se de pastores - pastores fiéis - que não lisonjeem o povo de Deus, nem o tratem com aspereza, mas o alimentem com o pão da vida. / Pastors are needed -faithful shepherds- who will not flatter God"s people or treat them harshly, but who will feed them with the bread of life.

Google+ Followers

La carrera que tenemos por delante

"Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios." (Hebreos 12:1, 2).

Al finalizar este viejo año es prudente mirar hacia el futuro y no al pasado. Si realmente pretendes que 2010 sea mejor que 2009, hay algunas cosas que sería mejor dejar en el pasado: bagatelas e obstáculos que solamente estorban y retardan tu progreso en dirección a la Canaán celestial.

Primeramente deja en 2009 los pecados de 2009 (y de años anteriores). Puede ser que hayas pecado mucho más de lo que eres capaz de recordar, pero si has confesado y abandonado, debes ponerlos de lado para siempre. Es inútil preocuparse con lo que pasó. Dios los perdonó y los olvidó. ¿Por qué recordar lo que Dios olvida?

También debes olvidarte de las ambiciones y objetivos alcanzados. Una vez estuvieron adelante, pero ahora, por la gracia de Dios, esas cosas estimables, antes soñadas de ser grandes o completamente realizadas fueron alcanzadas e llegaste a la codiciada cumbre, a la cual un día temiste no conseguir llegar.

Deja atrás lo que pasó… y no regreses. Los desafíos están adelante, nunca atrás. Retroceder es exponerse al ataque y "navegar contra la corriente".

El apóstol ordena a correr " la carrera que tenemos POR DELANTE, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto DELANTE de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios."

Debes mirar a Jesús porque Él es tu Precursor (que precede, que va adelante). Seguirlo te ayuda a olvidar el pasado y a ir adelante hacia "la corona incorruptible de gloria" (1 Pedro 5:4).